MISION

Este cuaderno de viajes pretende ser una puerta abierta a historias que describan la cultura, tradiciones, historias viajeras, lugares exóticos y rutas de nuestro planeta. Son noticias e historias escritas en diversos medios recogidas en este blog para todos vosotros. Recorre nuestro perimetro viajero con nosotros.
SI QUEREIS PROMOCIONAR UN SITIO O UNA ZONA, CUALQUIER CONTRIBUCIÓN ES BIENVENIDA.

BUSCADOR DE VUELOS

LAST MINUTE

martes, 14 de febrero de 2012

ASSOS, LA JOYA DEL EGEO TURCO

Las costas del Mar Egeo cuentan historias mitológicas mientras que una suave brisa marina recuerda que estamos ante uno de los paraísos de Turquía.
El fascinante paisaje de la costa egea nos llevará a descubrir idílicos pueblos de pescadores e increíbles yacimientos arqueológicos, aquellos que guardan el secreto de antiguas civilizaciones, testimonios de una herencia de más de 5000 años de historia, cultura y mitología.



Assos fue uno de los más famosos centros de enseñanza de la Antigüedad. Aquí estudió el filósofo más estudiado y admirado de la historia, Aristóteles. El díscipulo de Platón fue invitado a enseñar en la escuela de Assos y aquí se casó con su sobrina Hermeia y fundó una escuela filosófica mientras dirigía la investigación de zoología, biología y botánica de la zona.

Hoy en día Assos recibe el nombre de Behramkale situada unos 238 metros sobre el nivel del mar,  posee un valioso patrimonio histórico que resulta de gran interés para el turismo arqueológico en Turquía.


Su historia se remonta al reinado del Rey hitita Tutalia IV quien vivió en la zona por el siglo XIII a.C. Situada en la orilla del Mar Egeo, justo en frente de la isla de Lesbos, conserva los restos del grandioso templo de Atenea, construido en estilo dórico fechado en el siglo IV a.C. El templo cumple el papel de la Península de Biga y el Golfo de Edremit. Dicen que aquí se puede contemplar uno de los más maravillosos amaneceres de Turquía. La luz del sol reflejándose sobre las altas columnas, supone una visita maravillosa. El yacimiento también guarda los restos de las antiugas murallas y parte del antiguo puerto. En las terrazas que descienden al mar están las ágoras, el gimnasio y el teatro.
Situándose en la esquina norte de la acrópolis, puede verse la mezquita, el puente y la fortaleza construídas en el siglo XIV por el Sultán otomano Murat I.
La entrada a las ruinas es de pago, pero algunos viajeros nos han contado que se ahorraron ese pago accediendo por las muchas calzadas romanas empedradas que cruzan la carretera que sube de la playa.

También recomendamos visitar las cercanas poblaciones de Gülpinar (Chryse) un pequeño pueblo que guarda los restos del Templo de Apolo, construído en el siglo II a.C, Babakale situado a unos 15 km de Gülpinar, un pintoresco pueblo costero y Küçükkuyu, Altinoluk y Akçay que son 3 centros termales situados muy cerca de la orilla del mar.


No hay comentarios: