MISION

Este cuaderno de viajes pretende ser una puerta abierta a historias que describan la cultura, tradiciones, historias viajeras, lugares exóticos y rutas de nuestro planeta. Son noticias e historias escritas en diversos medios recogidas en este blog para todos vosotros. Recorre nuestro perimetro viajero con nosotros.
SI QUEREIS PROMOCIONAR UN SITIO O UNA ZONA, CUALQUIER CONTRIBUCIÓN ES BIENVENIDA.

BUSCADOR DE VUELOS

LAST MINUTE

domingo, 19 de febrero de 2012

LA MONTAÑA DE ADÁN, LA CUMBRE DE CULTO EN SRI LANKA

Unos 70 km al este de la capital de Sri Lanka, Colombo, se alza una de las montañas más altas de la isla (2243 metros) y a la vez un lugar de pregrinación desde tiempos inmemoriables para las diversas religiones que cohabitan en Sri Lanka.



También llamada Hammalleel, Sri Pada (huella sagrada) o Samanalakande (montaña de las mariposas), la leyenda afirma que lacima del "Adam's Peak" fue el primer lugar de la Tierra que pisó Adan después de su expulsión del paraíso. Otra versión, un poquito más romántica, nos explica que fue el lugar donde el "padre" de la Humanidad tuvo su última visión del Edén antes de ser expulsado para siempre.

Ambas coinciden en que su pie dejó una huella. Ésta se identifica con una depresión parecida a una impronta humana de gran tamaño, situada en una de las rocas planas próximas a la cima.

Según el mito, Adán se desplazó desde aquí a la India, unida a la isla por el Puente de Adán, y las aguas del mar se cerraron tras su paso, inundando el istmo y cortando toda esperanza de regreso.

Esta montaña, considerada el hogar de Adán, no sólo es venerada por los cingaleses, sino que otras culturas y religiones la han hehco objeto de culto. Así, según sea el credo, la huella impresa en el peñasco de la cima tanto podría pertenecer a Adán como a Buda, a Santo Tomás o a Shiva, el dios destructor de la trinidad Hindú. Y las crónicas de Percival, del siglo XVIII, hablaron de una capilla construida en la montaña por sacerdotes católicos, que frecuentaban un gran número de "cristianos negros de la raza portuguesa y malabar".

En la actualidad, las peregrinaciones tienen lugar entre diciembre y mayo, siendo enero, febrero y marzo los meses con mayor afluencia de devotos. En otros momentos del año, la montaña está desierta y la lluvia hace el ascenso peligroso.

La ruta tradicional hacia la cima, iluminada en la época de peregrinación, se incia en la población de Dalhousie. En total, se necesitan entre 3 y 4 horas de camino empinado, con varios centenares de escalones, por lo que resulta aconsejable salir de madrugada y llegar arriba antes del amanecer. El sobrecogedor espectáculo de luz que la montaña reserva al viajero, con el sol naciente proyectando su sombra cónica sobre un mar de nubes, bien merece el esfuerzo.

Durante el ascenso nos encontraremos con bosques de la familia de las Dipterocarpacias, muy raramente encontradas en altitud.

Con información de ALTAIR

Visiten nuestro blog de SRI LANKA donde podrán ver las rutas que les ofrecemos y más información.

1 comentario:

fan dijo...

el enclave es realmente espectacular. Enhorabuea por esta serie de entradas sobre Sri Lanka.