MISION

Este cuaderno de viajes pretende ser una puerta abierta a historias que describan la cultura, tradiciones, historias viajeras, lugares exóticos y rutas de nuestro planeta. Son noticias e historias escritas en diversos medios recogidas en este blog para todos vosotros. Recorre nuestro perimetro viajero con nosotros.
SI QUEREIS PROMOCIONAR UN SITIO O UNA ZONA, CUALQUIER CONTRIBUCIÓN ES BIENVENIDA.

BUSCADOR DE VUELOS

LAST MINUTE

martes, 16 de noviembre de 2010

CHURROS EN GINEBRA (SUIZA)

Algunos españoles les entra una cierta desesperanza viajar por estos mundos y no encontrar ese sencillo manjar tan español como son los churros. Afortunadamente, ya es algo que no resulta tan dificil, ya que encontramos churros en EEUU, la mayoría de países hispano-americanos (donde es algo también ya propio del lugar), Filipinas, Japón e incluso en China encontramos algo que fonéticamente suena a "Yu tiao" que es la misma mezcla de los churros y los encontramos en hoteles y en puestos callejeros, aunque éstos carecen un poco de condiciones higiénicas aceptables.Pues hoy os quería contar la historia de Torcuato Hernández, un granadino que llegó a Ginebra en el año 79, un informático que colgó los teclados para dedicarse a la noble labor de churrero.

Y ahí sigue con pulso firme, y además puedo dar fe de la alta calidad del producto que vende. Torcuato es un hombre amable, culto y con el que además podréis conversar un buen ratito si no se lo impide su abundante clientela. Su esposa, Sandra, una boliviana de Santa Cruz, le ayuda con las labores además de confeccionar exquisiteces bolivianas como tamales, cuñapes, humitas, salteñas y otros como la tortilla española, empanadas y burritos que los ginebrinos y turistas degustan con placer.

A Torcuato y su churrería los podeis encontrar los miércoles y sábados en la Place de la Fusterie, los domingos en Place de Belair y los viernes en Thonex. Una ración de 6 largos churros (porras) valen 5Francos suizos y 13 piezas 10 Fr. El chocolate caliente vale 3Fr.



Os los recomiendo.

No hay comentarios: