MISION

Este cuaderno de viajes pretende ser una puerta abierta a historias que describan la cultura, tradiciones, historias viajeras, lugares exóticos y rutas de nuestro planeta. Son noticias e historias escritas en diversos medios recogidas en este blog para todos vosotros. Recorre nuestro perimetro viajero con nosotros.
SI QUEREIS PROMOCIONAR UN SITIO O UNA ZONA, CUALQUIER CONTRIBUCIÓN ES BIENVENIDA.

BUSCADOR DE VUELOS

LAST MINUTE

jueves, 14 de agosto de 2008

RUTA PARA CAMINANTES EN LOS PIRINEOS

El refugio de Sant Jordi es el inicio de este trayecto que acaba en Bagà (Barcelona). A pocos metros de este, fluye la fuente del Faig, que da origen al torrente de Pendis. Hay que ir siguiendo un sendero que lo acompaña, mientras se penetra en el bosque y el pequeño valle va orientándose hacia el sur.

A partir de este momento, la corriente de agua se hunde en el terreno, al igual que el camino que circula unos metros más arriba. Se está entrando en la zona conocida como los Empedrats. El torrente de Pendis se convierte en el del Forat y la impresión es la de estar penetrando en la tierra.


El camino se une al curso del agua en el fondo del valle. Los saltos de agua y pasos entre rocas se van sucediendo, en un marco ideal para los aficionados a la fotografía.Hay que estar atentos a un estrecho sendero que parte a la derecha y que remonta un corto torrente. En esta zona se sitúa el denominado Bullidor de la Llet. Se trata de un salto de agua que, al caer, causa un efecto similar al de la leche hirviendo.

No se abandona este paisaje hasta pocos centenares de metros antes de llegar a Cal Cerdanyola, en las inmediaciones de la fuente Nostra, ya sobre la pista que proviene de Bagà y que remonta el valle del río Bastareny. Conviene avanzar hacia la derecha y acercarse a la fuente de L'Adou. Junto a la barrera de entrada al Parc Natural del Cadí-Moixeró, que impide el paso de vehículos no autorizados, parte un sendero que conduce hasta esta fuente.

Hay que seguir este camino hasta el manantial más elevado para apreciar la belleza del entorno. Posteriormente, siguiendo de nuevo la pista de Cal Cerdanyola, se desciende hacia Bagà, no sin antes visitar la ermita románica de Sant Martí del Puig.


Publicado en EL PERIODICO por Alfred Montserrat

No hay comentarios: